Divorcio en Arganzuela

Nuevo concepto en la Abogacía Española adaptado a las consultas sobre divorcios en Arganzuela

Nos desplazamos a su trabajo, a su vivienda, o al lugar que nos indique para resolver sus dudas sobre el proceso de divorcio de modo presencial y directo.

Decida dónde comenzar a tramitar su divorcio en Arganzuela del modo más cómodo y rápido.

PEDIR CITA

El vecino de Arganzuela que quiera tramitar su divorcio necesita obtener un Certificado de empadronamiento, que puede solicitar en la Junta Municipal del Distrito de Arganzuela, situada en el Paseo de la Chopera, núm. 10.

También habrá realizar una copia del libro de familia, para que el abogado pueda solicitar los certificados de matrimonio y nacimiento de hijos (en caso de haber menores de edad).

Arganzuela se divide en los barrios de Imperial, Las Acacias, La Chopera, Legazpi, Delicias, Palos de Moguer y Atocha. Los juzgados con competencia para conocer el divorcio para estos barrios son los que están en la Calle Francisco Gervás, núm. 10.

Abogado en Arganzuela

Nuestro Procurador inicia el procedimiento con su presentación en Decanato de los juzgados. Al cabo de una o dos semanas, aproximadamente, señalarán día y hora para la ratificación. La pareja habrá de personarse en los juzgados esa fecha y ejecutar dos acciones por separado:

* Rubricar la ratificación de demanda de divorcio. Examinan el convenio regulador comprometido entre las partes y darán su aprobación

* Facultar al Procurador para que les represente en el procedimiento

Acontecido lo anterior, si la pareja tiene hijos menores de edad, aparece la figura del Fiscal de Menores, que les protegerá en cuanto a los pactos que afecten a estos hijos. Volverá después el expediente al juzgado que se pronunciará favorablemente reconociendo el divorcio.

Arganzuela se caracteriza por tratarse del sur del núcleo central de la ciudad de Madrid. Con típicos comercios de barrio, algunos de toda la vida, existen multitud de servicios. Cuando se trata de un servicio jurídico, conviene que este muy especializado el abogado a quien encomendamos la labor.

El divorcio, aunque sea de común acuerdo, puede resultar complejo cuando aparecer elementos patrimoniales como vivienda y/o hipoteca, y paternofiliales (menores, incapaces…). Por ello hay que estar convencido desde el principio que el abogado tenga especiales facultades para el Derecho de Familia, experiencia adecuada, diligencia requerida y sobretodo sea lo más cercano posible, con disponibilidad plena cada vez que queramos contactar con él.